El lateral es el mejor amigo del interior

No, amigos, no quiero equiparar a un defensa lateral de un equipo de fútbol cualquiera con un perro, ni a un interior con un hombre, por mucho que el titular le lleve a esa comparación al lector, solo quería reflejar el apunte táctico más importante del primer partido, que fueron las constantes incorporaciones de Jordi Alba y Juanfran Torres al ataque de la selección española desde la tercera línea, bien dando un apoyo, o bien tirando desmarques de ruptura que en el caso del catalán fueron constantes.

En el primer caso, se hacen amigos del  interior porque este ya sabe que si está apurado, tiene un pase disponible sin pensar, y el lateral podría bien profundizar él, o tocar atrás para iniciar una nueva búsqueda de la jugada de gol, caso más repetido con el alicantino Juanfran. Jordi Alba también aportó soluciones de apoyo, pero el jugador del Barcelona destacó sobre todo por la cantidad de desmarques de ruptura, que realizó, atrayendo atenciones y dando altura al ataque español, ganando en diversas oportunidades la espalda de la zaga macedonia. También se puede trabar una amistad entre el lateral y el interior en un tercer caso, que es que el lateral ofrezca espacios, al interior para jugar, permaneciendo inmóvil aunque amenazante cerca de la línea lateral, puesto que conseguiría que las ayudas de los centrales a los laterales rivales fueran muy largas o imposibles porque podrían desguarnecer su zona.

Hago este apunte táctico, porque en los mandamientos de la selección española, para ser profundos hay que ser anchos, y una de las cosas de las que adoleció España en la última copa del mundo, es de anchura en su ataque, ni Azpilicueta, ni Jordi Alba produjeron ofensivamente lo cual centralizó mucho el ataque de los de Vicente del Bosque, haciendo que los interiores apenas dispusiesen de espacios para jugar, amén de tener dobles y triples marcajes en algunos casos, lo que hacía imposible mantener un buen ritmo de balón, el aspecto más importante del juego de España.

Este aspecto puede parecer una tontería, pero tiene su influencia sobre otros mandamientos del juego español, como son la importancia de las calidades básicas, teniendo un espacio se puede ejecutar de manera mucho más precisa, no fue el caso anoche, pero si se continúa insistiendo en el buen hacer de este mandamiento la precisión llegará, además el equipo está en el uso de herramientas de juego nuevas, así como en el ritmo de balón, aspecto crucial este, puesto que si se consigue que la pelota vuelve, los rivales tendrán mucha dificultad en trabar nuestro juego pudiendo hacer pesar nosotros nuestra gran técnica.

Es el primer partido de un largo proceso, que llegará a su fin en 2016, con la disputa de la Eurocopa en Francia, jugando como ayer ante Macedonia no ganaremos el torneo, ayer el equipo mostró ineficiencias defensivas, relacionadas fundamentalmente con que no decidía donde agruparse, si en campo propio achicando espacios hacia atrás, o si hacerlo en campo ajeno, achicando espacios hacia adelante, amén de ineficiencias propias de que hay jugadores que recientemente han entrado o están entrando en los onces iniciales. Pero sí y solo si insistimos en ejecutar nuestros mandamientos, este quien este delante, no como en el último amistoso ante Francia, en el que la selección mostró dudas, se podrá hacer un buen papel en tierras galas dentro de dos años.

@eugeniomateo1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s