El precio de seguir creyendo…

Antes de las preguntas y las recurrentes respuestas quisiera detenerme en la figura del entrevistado; comenzaré sincerándome: José David Casado García es antes que un jugador de fútbol con una clase inusitada es mi amigo y quizá por ello me haya emocionado tanto al formularle las cuestiones como al esperar sus respuestas. Su carrera quizá haya sido la inversa de la de aquellos que triunfan en este nuestro deporte; expliquémonos. Si desde benjamines era ya casi con toda seguridad el mejor jugador de su «tierra», Almería, y ampliando las miras, de toda la comunidad autónoma andaluza, conforme iba cumpliendo años se iba haciendo más maduro y La Masía lo requisó para sí. Por caprichos del destino, el mediapunta que a todos había encandilado –que llegó a ser miembro de la Selección Nacional sub-16– fue perdiendo peso para sus técnicos y dio un paso atrás y se vino más cerca de casa, al club hispalense del Ramón Sánchez Pizjuán donde coincidiría con jugadores de la talla de Diego Capel. Pero de nuevo le tocó la cruz. No gozaba de minutos y por su cabeza pudo pasar incluso la idea de tirar la toalla; por fortuna para los que lo hemos seguido no fue así y tras un heterogéneo peregrinaje por la Península Ibérica, militando en algunos de los clubes más humildes de la provincia almeriense como el Comarca de Níjar o el CD Huércal, pisar tierras nazarí, murciana o canaria, cogió su maleta y con ilusión, pero también con miedo tras tanto injusto sinsabor, viajó para enrolarse en el Kazincbarcikai húngaro, el Gabčikovo eslovaco y su actual club, el también eslovaco, Spartak Trnava.

Expuesta esta introducción, dejemos que se pronuncie él, ese al que muchos no conocen directamente si bien lo pudieron ver estirando una camiseta de nuestro país merced al Diario Marca[1] y en relación al partido en Zilina clasificatorio para la próxima Eurocopa 2016 que sorprendentemente perdimos con un tanteo de dos goles a uno.

1. Empezando por el presente más reciente en el Football Club Spartak Trnava; ¿cómo es el club en que militas? ¿Qué aspiraciones y objetivos tiene para esta temporada? ¿Es muy seguido a nivel local y nacional?

Es un club histórico aquí en Eslovaquia, con la mejor afición y supporters de la liga. Como primer objetivo del equipo es estar entre los tres primeros, alcanzando puestos europeos y como objetivo secundario intentar ganar la Copa de Eslovaquia. Por lo que respecta al volumen de simpatizantes, decir que es un club que tiene una gran afición y seguidores, y, como dije antes, es uno de los clubes más grandes de Eslovaquia junto con el Slovan Bratislava, con quienes disputamos el gran derby aquí.

2. Acabas de salir de una lesión y venías siendo un fijo para el entrenador; ¿crees que te costará mucho volver a entrar en la dinámica del equipo o eres consciente de tus posibilidades y de que mereces tener hueco en el once?

Mi recuperación de la lesión ha sido muy rápida, mucho más de lo que los doctores creían. Pienso que el entrenador confía mucho en mí y en mi forma de jugar, y sabe lo que le puedo aportar al equipo con mi futbol, tanto fue así que empecé entrenando con el plantel un jueves y ya el sábado fui convocado para jugar contra el líder, Zilina; jugué unos quince minutos, y a partir del siguiente encuentro volví al once inicial.

3. ¿Toda la temporada has jugado en la misma posición o has ido rotando según el encuentro correspondiente?

La verdad es que si he ido rotando por todas las posiciones de medio campo, tanto de enganche como organizador e incluso pivote defensivo.

4. Llevas el número 17, ¿es por algún motivo en especial? ¿Te identifica ese dorsal? ¿Te gustaría coger algún otro número en la próxima temporada o eres de los que no les importa el número que portan en su camiseta?

Quedaban pocos números y para mí el número 8 es especial; cogí el 17 porque en la suma de ambos dígitos sale 8 y soy un poco supersticioso en ese sentido. El curso próximo sí querría el 8, aunque el 17 sería mi segunda opción, pues por el momento me está dando mucha suerte.

5. Desde niño todo el mundo sueña en jugar en un “grande” tipo Madrid o Barça, y tú has tenido la suerte de haber estado varios años en La Masía; ¿Cómo es ese ambiente?

Es un mundo dedicado a lo que más te gusta hacer, el futbol, y al máximo nivel tanto profesional como persona, sobre todo dentro de una gran familia llamada «La Masía». Allí, todos o casi todos, teníamos algo en común y eso era muy bonito y especial.

6. ¿Desde tan joven como tú te fuiste a Can Barça ya se respira la exigencia? ¿Con quién coincidiste allí y qué fue lo que más te sorprendió de ese entorno?

Sí, sin duda; desde el primer momento tienes que cambiar el chip de tu vida pasada a la vida que comienza en el Barça.

Coincidí con muchísimos jugadores increíbles todos ellos: Busquets, Pedro, Piqué, Marc Valiente… Y lo que más me sorprendió fue que para estar allí tienes que tener las cosas claras, no dudar, ser fuerte y pelear por lo que uno quiere, que es ser futbolista profesional. Allí no podías dormirte como se dice popularmente; el grado de intensidad y de nivel era… grandísimo.

7. Que eres un futbolista con una calidad innata lo sabemos de sobra los que te hemos visto crecer, pero para aquel que no conoce a José David Casado, ¿cómo te definirías futbolísticamente?

Me considero un jugador técnico con buena visión de juego y buen último pase, también suelo hacer algunos goles, es cierto que mi debilidad era el defender pero con el tiempo y los años y sobretodo aquí estoy aprendiendo mucho en ese sentido, de hecho varias veces he jugado en zonas defensivas esta temporada.

8. ¿Cuál es el espejo futbolístico en el que te miras y a quien te hubiera gustado conocer en persona y poder intercambiarle tu camiseta?

Siempre desde pequeño me gustaron mucho Laudrup o Zidane; a día de hoy lo más semejante a ellos pienso que es Andrés Iniesta; creo que es un claro ejemplo de jugador canterano que puede triunfar y pienso que es uno de los mejores jugadores del mundo, es un claro modelo a seguir. De otra parte decir que me  hubiese encantado conocer en persona a Juan Carlos Valerón.

9. Dejaste raíces en Barcelona, Sevilla, Granada, Murcia, Canarias… ¿podrías indicarme el mejor recuerdo que te viene a la mente de cada sitio?

De Barcelona, La Masía y su convivencia; de Sevilla, su ciudad; de Granada, los grandes amigos que hice; de Murcia, el parecido con el habla almeriense (risas); de Canarias, sin duda, su clima, comida típica y la cercanía de su gente

10. ¿Cuál ha sido el mejor compañero/entrenador que has tenido en un vestuario?

Compañeros he tenido muchos y muy buenos, pero si tengo que decir uno diría Francisco Salvador Ela, «Chupe». Entrenador diría mi primer entrenador en el Psiqui, Luis Lozano

11. ¿Cuál el golpe más duro que te ha dado el fútbol?

Nunca debí dejar pasar mi época en el FC Barcelona; me equivoqué totalmente cuando tomé esa decisión.

12. ¿Cuál ha sido tu mejor gol y qué victoria es la que más has celebrado?

En cuanto al gol difícil de recordarlo y de elegir uno… De los triunfos elegiría sin pensarlo el partido contra el Saint Johnstone escocés, en la previa de la Europa League en nuestra casa y que nos dio el pase a la fase final.

13. Todo el mundo cree que el fútbol sólo tiene caras buenas y es un mundo de color de rosa, si bien un emigrante como tú sabe de la dureza de vivir tanto tiempo fuera de su casa; ¿Cómo haces para aislarte y pensar que el día de mañana será un día positivo sin poder apoyarte en los que más te quieren? ¿Te ayudan mucho las redes sociales a paliar esa lejanía?

Uno sabe a lo que viene aquí y tienes que venir mentalizado para todo, he pasado de todo desde que salí de mi tierra, pero cuando estás haciendo lo que te gusta, todo pasa rápido y los malos momentos se olvidan y la familia siempre esta ahí; una llamada, un Skype y todo pasa (risas). Si, siempre son una ayuda las redes sociales; esta claro.

14. Define con una palabra que sería para ti: a) Vestir la Roja; b) Oír el himno de la Champions vestido de corto; c) Recibir una asistencia de Ronaldinho; d) ver a tu barrio con el 17 de tu equipo actual.  

a) Grandioso; b) Sueño; c) Acojonante; d) Emocionante

15. Para terminar, y a sabiendas de la lejanía que marca Eslovaquia de tu Almería querida, ¿Qué les dirías a todos los que desde aquí te seguimos con tantos kilómetros de distancia? ¿Sueñas con algún día vestir en 1ª los colores del Almería y tus amigos aplaudirte desde la grada? Mil gracias en nombre de todo el equipo de #Weare14, en general, y muy especialmente desde mi persona, en particular.

Gracias a vosotros por acordaros de mí; muchísimas gracias por todo el apoyo recibido y que recibo día a día; uno se siente orgulloso y con más fuerzas para seguir creciendo.

Si te soy sincero, sí lo sueño y me encantaría jugar en el equipo de mi tierra, ¡sería un orgullo enorme!

[1] Casado y Dani Rodríguez sueñan con la camiseta de Iniesta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s