Unamuno y el foot-ball

 

                                                  Escudo del C.D Miguel de Unamuno de Dos Hermanas (Sevilla)                                                               que tiene, entre otros equipos, un Benjamín en la Regional Preferente andaluza

Escudo del C.D Miguel de Unamuno de Dos Hermanas (Sevilla)
que tiene, entre otros equipos, un Benjamín en la Regional Preferente andaluza

Viendo el otro día el dron (vehículo aéreo no tripulado para los rupestres como yo) que paseaba la bandera de la Gran Albania en modo Misión imposible, en el Serbia-Albania calificatorio para la Eurocopa 2016 de hace unos días, para indignación de serbios y alborozo de más de un albanés, y sobre todo contemplando al jefe de los ultras serbios paseando como Pedro por su casa (seguramente lo era) por el terreno de juego, pidiendo calma como quien da un azucarillo a sus cachorros cuando han obedecido una orden, no pude evitar que mi cabeza gripara y me diera por recordar las reflexiones que sobre el deporte del fútbol hacía el escritor y filósofo Miguel de Unamuno cerca de 86 años antes.

Unamuno analizaba el por entonces incipiente deporte, como agudamente tronaba, “del ver jugar y no del jugar”. Del aficionado futbolístico que da patadas al “pelotón”, pero que acaba por convertir en pelota su cabeza a fuerza de discutir jugadas y jugadores.

Decía Unamuno que el mayor daño que hacía el football entre los chicos no era al cuerpo sino a la inteligencia. Y recordemos que la inteligencia, entre otras cosas, es la capacidad de resolver problemas…

image

Unamuno lamentaba que el público del fútbol es el mismo que el de los toros, y que este no solía ser más culto que aquel, lo que desembocaba en reflejo de nuestra guerra incivil, bárbara, prehistórica, de unos lugarejos contra otros, en una manifestación del triste localismo…

El que el otro día envió el avión al campo sabía lo que se hacía y sabía lo que había. Sabe que un campo de fútbol es el caldo de cultivo perfecto del hombre masa, del hombre nación en este caso, que un partido de fútbol es una excusa con reglas para plantear un conflicto sin reglas. Todo vale en la épica y en la contienda, tan solo se exige que alguien prenda la mecha del troglodismo y de la barbarie infantil y que la demencia fluya.

Javier Marías reivindicaba el fútbol como esa vuelta dominical a la infancia, al cálido vientre de la disputa inocente y alimentadora, de la chanza y de la broma continuada hasta el siguiente domingo. Pero aquel dron o aquellos ultras reivindicaban- puede que sin saberlo, lo cual es doblemente preocupante y peligroso- ese otro  deporte que acaba por convertirse en juego de la vida, de rancias rencillas y de atávicos localismos, regionalismos o nacionalismos (que más da), de grupos violentos y caducos que hacen de la historia una excusa para bañar en dolor sus frustraciones.

image

Unamuno siempre fue un firme defensor del fútbol entendido como juego sin protección de Real Orden, sin pedagogos profesionales, de un deporte amateur, como un juego libre y espontáneo, menos intervenido y divertido, un juego de juventud, educador, que cuanto más espontáneo y menos intervenido por los mayores más pedagógico será, porque desgraciadamente el pedagogo cuanto más se empeña en enseñar jugando más suele jugar a la enseñanza y poco enseña que realmente valga.

Un fútbol sin protección de Real Orden, sin pedagogos profesionales, sin tendenciosidad de patriotismo de trapo y no de fibra viva, sin otra disciplina que la que surge del juego mismo. Más espontáneo más libre, menos intervenido, más educador, más divertido, sin tanta malicia, sin tantos intereses, sin cuotas ni repartos, no cautivo de patrocinadores y altavoces, un fútbol, en definitiva, que no sea atractivo para drones con bandera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s