La Lazio de las armas (parte II): Más allá del Scudetto

Artículo Previo: La Lazio de las armas (parte I): Don Tomassino

Aquella fantástica y gloriosa Lazio campeona del scudetto de 1974, un equipo  gestionado por Don Tommasino. Maestrelli era El Padrino de toda una generación de jóvenes salvajes.

Tras el fallecimiento de Maestrelli nunca nada fue igual. Varios de sus discípulos llegaron a tener sus propias historias. En muchas ocasiones, con trágico final:

Vincenzo D`Amico, el joven y fantasioso jugador de aquel equipo, pasó su vida en la Lazio. Toda su carrera dedicada a su club. Tras su retirada, hoy es uno de los más prestigiosos y comentaristas de la Radio Televisión Italiana.

A Joseph Pino Wilson tampoco le fue nada mal. A pesar de haber compartido el salvajismo de aquel vestuario, siempre tuvo las ideas muy claras y eso le ayudó en su decisión para abandonar el fútbol y licenciarse en Derecho.

Felipe Pulini, arquero de aquella generación,  siguió los pasos de su compañero Wilson. Siguió ligado al club en los servicios jurídicos, pero su nombre se ensució con el caso de la extraña nacionalización del argentino Juan Sebastian Verón.

Mario Frustaluppi, mediocentro de aquella bárbara cuadrilla, no tuvo tanta fortuna. Tras haber triunfado en la Lazio, la salida del club no fue muy decorosa. Tras un periplo por conjuntos de menor entidad y múltiples  lesiones, decidió colgar las botas. A los nueve años de abandonar la práctica deportiva sufriría un accidente de tráfico que le costaría la vida.

Uno de los dos capos de aquel vestuario era Gigi Martini. El lateral zurdo amante de ideas neofascista y  acérrimo enemigo del otro capo del vestuario, Chinaglia,  logró su objetivo político; llegó a ser parlamentario de la fuera política Alianza Nacional.

Uno de los mejores amigos de Gigi era Luciano Re Ceccoli. El Ángel Rubio, quizás el jugador con más talento de aquel equipo. Un chico alegre, jocoso. En 1977 acompañado de su compañero de equipo  Ghedin, se presentaron en la joyería de uno de sus íntimos amigos. A cara tapada y grito bromista de “¡manos arriba, es un atraco!”, el dueño le respondió “llenándolo de plomo”. Una broma que acabó en tragedia para El Ángel Rubio. Su muerte causo un fuerte impacto en toda Italia; más si cabe en la hinchada de la Lazio que perdió uno de sus mayores símbolos.

Artículos Relacionados: La Lazio de las armas (parte I): Don Tomassino

De toda la generación de esos locos, alocados y salvajes campeones, destacaba uno. Ese no era otro que “Long John”, como era apodado Giorgio Chinaglia. El delantero estrella, jugador franquicia del equipo. Capaz de marcar las diferencias tanto dentro como fuera del campo. Dentro era un jugador fuerte, aguerrido y salvaje. Fuera, era  igual pero acompañado de su “mejor amiga”; una pistola Magnun 44. Chinaglia tras finalizar su etapa en la Lazio se embarcó en la aventura americana. Allí le esperaba es Soccer. Su casa fue el Cosmos de New York, equipo  donde coincidió con Pelé o Beckenbauer. Se convirtió en el máximo goleador de la historia del club. Una vez finalizada su carrera deportiva, volvería al Lazio esta vez como Presidente. Pero sus turbios y oscuros negocios relegaron al Lazio  la Serie B en 1985 por un escándalo de corrupción lo que hizo que Chinaglia abandonara otra vez el club romano.

Miles de fraudes y delitos les imputó la justicia. Su carácter nunca le llevó a abandonar su fama de mafioso. Su ideología fascista le dio más disgustos que alegrías y aunque intentó lavar su imagen como comentarista, Giorgo siempre fue “Long John”. Falleció  el 1 de Abril de 2012 víctima de un ataque al corazón.

Con la muerte de Chinaglia se murió otra parte más de aquella Lazio que deslumbró a toda Europa. Un equipo histórico, con miles de problemas y guerras internas que sabían dejar a parte para luchar por un escudo en común.

Eternamente Don Tommasino al mando: Pulici; Petrelli, Martini, Wilson, Oddi, Nanni, Garlaschelli, Re Cecconi, Chinaglia, Frustalupi y D’Amico.

@oscargomesende

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s