El partido (de fútbol) del siglo XX

“Kedd 25 november 2014 teljesülése hatvanegy éves a legendás játék a század Wembley között Anglia és Magyarország.”

La Historia le había sido esquiva a Hungría en cuanto a fútbol se refiere desde su definitiva disolución e independencia de su Reino de lo que fue el Imperio Austrohúngaro tras la Gran Guerra, la después conocida como Primera Guerra Mundial (mucho más europea que otra cosa), ya que, desgraciadamente, luego hubo una Segunda. Entre ambas, y aunque los primeros encuentros de la Selección Húngara de Fútbol “Magyar Labdarúgó-Válogatott” le fueron más que favorables con sendas victorias frente a una recién estrenada Rusia por 9-0 y 12-0 (su récord histórico), su leyenda empieza a fraguarse en su participación en los primeros Mundiales jugados en Europa (Francia 1934 e Italia 1938), ya que tras no ser elegida por la FIFA como sede de la primera edición, la de 1930, a la que presentó candidatura junto a otros 4 países europeos, y finalmente celebrarse en Uruguay, renunció a participar alegando los altos costes del desplazamiento en barco.

Y es que hasta entonces, el único fútbol de selecciones que se celebró, en lo que a campeonatos se refiere, fue en los Juegos Olímpicos de Amberes de 1920 (denominados “Juegos de la Paz” y a los que no fueron invitados por su “alta implicación” en la Gran Guerra); en los de París de 1924 en los que quedó eliminada en octavos por Egipto; y en los de Amsterdam de 1928, a los que muchos países de Europa del Este decidieron no asistir por la invitación a punteros países europeos y a algunos novedosos sudamericanos.

Pero antes hablábamos del boicot de los países del este a los Juegos Olímpicos hasta que, tras un acuerdo entre FIFA y COI, prohibía a jugar a jugadores profesionales los mismos, pero “en el Bloque SÓLO existía el fútbol amateur.” Aún así, y tras la renuncia a Uruguay 1930, en Francia 1934 terminaron sextos tras caer por 2 a 1 contra Austria; pero fue en Italia 1938 donde despuntaron los años de preparación y formación futbolística, llegando hasta el subcampeonato tras perder en la Final contra la anfitriona por 4 a 2.

Después vino la Segunda Guerra Mundial, y tras ella los años dorados del fútbol de Hungría, en los que entre 1948 y 1956 jugó un total de 52 partidos perdiendo solo uno, su segunda final mundialista en Suiza 1954 por 3 a 2, tras empezar ganando 0 a 2 en el minuto 8. Memorables fueron muchos de esos 52 partidos pero, aparte del de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952, destaca sobremanera el denominado “Partido del Siglo XX”.

Y es que ese 25 de Noviembre de 1953 llegaba una brutal Hungría a un casi recién estrenado Wembley como sede de la Selección de Inglaterra, que anteriormente jugaba todos sus partidos en Highbury (la casa de los “Gunners” del Arsenal), con la vitola de invicto desde 1948. Pero es que Inglaterra NUNCA había perdido en su casa, sólo había cedido un empate en Highbury contra Yugoslavia; y había estrenado Wembley en 1951 contra Argentina.

Digno de mención es que Inglaterra, cuna del fútbol moderno, había jugado sus 131 primeros partidos internacionales fuera de casa para promocionar y popularizar este deporte, y se había estrenado en casa endosándole en 1923 un 6 a 1 a la selección de Bélgica que fue anfitriona de aquellos primeros Juegos Olímpicos de 1920. Pero llegó el día, y esa Hungría Campeona Olímpica poco más de un año antes, en el que “literalmente reventó” Wembley, a Inglaterra y al fútbol moderno.

Como pone la primera frase de este artículo, “Hoy Martes 25 de Noviembre de 2014 se cumplen 61 años del mítico partido entre Inglaterra y Hungría”, y yo os añado, en el que Hungría dio una auténtica exhibición ganando por 3 a 6, e infringiendo a Inglaterra la primera derrota en casa de su historia, después de sólo marcar 6 goles de las 35 oportunidades que tuvieron, aunque el porcentaje anotador de los locales es también digno de mención ya que anotaron 3 goles con solo 5 oportunidades.

unnamed

De aquel partido “os regalo” un pequeño kit, original y a modo de fotografía, que consta del banderín original conmemorativo hecho en recuerdo del partido, junto a una foto del saludo inicial entre los capitanes y una de las 120.000 localidades con su programa oficial de los que ese día abarrotaron Wembley y entre incrédulos y alucinados, se marcharon ese día a su casa tras una enorme exhibición de los Magiares Mágicos o Los Chicos de Oro, sobrenombres con los que se bautizó a este equipo de ensueño.

Pero no me parece justo dejaros así, por lo que aquí tenéis el enlace de la M1 (TV pública de Hungría), en el que podéis disfrutar del Partido del Siglo XX:

 

Viszontlátásra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s