Zubi, el Barça, y Make a Team

La semana ha estado marcada, ineludiblemente, por la muerte del seguidor del Depor el domingo pasado en MadridAhora estamos en la fase de “escurrir el marrón” (el Atlético, el Depor, la Policia, la Federación, La LFP,…). Se empiezan a escuchar propuestas sobre sanciones a los clubes que amparen a los grupos ultra (se habla, incluso, de descender). Veremos en qué queda todo. Veremos si, efectivamente, esas medidas se van concretando y aplicando, o si, por desgracia, una vez que pase algo de tiempo y otras noticias borren de la actualidad este asunto, se sigue sin hacer nada (y el problema cae en el olvido hasta que dentro de un tiempo vuelva a ocurrir otra desgracia).

Hoy, sin embargo, quiero hablar, otra vez, de la crisis institucional que vive el Barça. Cada vez son más las voces que cuestionan a Luis Enrique, y sobre todo, a Andoni Zubizarreta (en su papel de Director Deportivo). De acuerdo a diversas informaciones (como ésta del diario “Sport”), Zubi tiene los días contados. Se habla de Puyol y Monchi como posibles relevos.

Zubizarreta-ve-el-partido-cont_54284528909_51351706917_600_226

Yo no quiero hacer leña del árbol caído. En primer lugar, Zubi fue el portero del último Athletic campeón. Tuvo un comportamiento ejemplar con el club, sobre todo a la hora de ser traspasado al Barça. Su historial con la selección es, también, ejemplar. Y merece, por ello, un respeto.

En segundo lugar, España es un país, futbolísticamente hablando, muy presidencialista. Casi todos los clubes tienen un Director Deportivo, pero a la hora de la verdad, el que decide es el presidente. Quienes ocupan el cargo que tiene Zubi son un escudo estupendo para hacer frente a las críticas que surgen cuando las cosas no se han hecho bien.

Hace poco hablé de la mala situación en la que se ha quedado el Barça tras el paso de Rosell. Las cosas no han mejorado y la responsabilidad es, sin lugar a dudas, de la máxima autoridad (en este caso, también de Bartomeu). Me da que a Zubi le están haciéndose comer “un marrón” bastante más grande del que le corresponde.

Lo curioso del caso es que Zubi creó, en 1999, la consultoría “Make a team”, junto con Jorge Valdano y Juan Antonio Corbalán. El objetivo de la empresa es “ayudar al desarrollo de las personas y las organizaciones, utilizando los valores del deporte como elemento diferenciador, dando respuestas innovadoras y de eficacia comprobada al desafío de mejorar el desempeño y la productividad de las personas y de los equipos de trabajo” (más información, aquí). Visto el paso de Valdano por el Real Madrid y el del propio Zubizarreta por el Barça, se ve que, o no han seguido su propia metodología, o no es muy buena, o tienen (o tenían) tales sueldos por sus labores de dirección deportiva que tragan con todo lo que venga de arriba, aunque vaya contra los principios de excelencia directiva que venden.

En el fondo, se demuestra, una vez más, que no es lo mismo predicar que dar trigo.

@jbasagoiti

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s