Daniel Fonseca, o cómo ganar una eliminatoria

Daniel_Fonseca_1

En la cotidiana tarea de simplificar las cosas y de endiosar a determinados jugadores, los futboleros tienden a decir que “fulanito ganó él solo aquel encuentro”. Esta máxima podría ser determinada como una mera incongruencia, dado que estamos hablando de un deporte colectivo. Pero ya que “fútbol es fútbol”, no nos ceñiremos al sentido estricto de la palabra y dejaremos un poco de margen para el lenguaje recordando uno de esos momentos en los que una eliminatoria fue desnivelada casi íntegramente por un solo jugador.

A muchos aficionados, sobre todo a aquellos más jóvenes, el nombre de Daniel Fonseca les dirá más bien poco, pero si se pregunta por los alrededores de Mestalla, los seguidores ‘ché’ con más memoria rápidamente calificarán a este jugador uruguayo como el protagonista indiscutible de una de las noches europeas más negras que ha vivido el cuadro valencianista. De poco sirvió contar en sus filas con futbolistas de la talla de Penev, Leonardo o Quique Sánchez Flores. El equipo que entonces entrenaba Guus Hiddink iba a ser víctima del mayor momento de inspiración que tuvo Fonseca en su carrera.

El calendario marcaba el 16 de septiembre de 1992 y Mestalla se preparaba para una noche calurosa de fútbol europeo. Antes de ser devorada por el glamour de la Liga de Campeones, la Copa de la UEFA permitía ver partidos de mucho nivel, con un cuadro en el que aparecían equipos de tronío. Ese Valencia-Nápoles era un claro ejemplo, por más que el choque se disputase a las diez de la noche. Se esperaba un partido igualado y emocionante, en el que el Valencia intentaría sacar un resultado que le permitiera viajar con opciones a San Paolo. Nada más lejos de la realidad. A los 20 minutos, un joven Gianfranco Zola, quien había heredado el 10 de Maradona, destapó el tarro de las esencias para dejar a Fonseca solo ante Sempere. Su zurdazo, de manual, ponía el 0-1 en el marcador.

Las gradas de Mestalla no presentaban su mejor aspecto, pero eso no impidió que el Valencia se volcara en busca de la remontada. Un despiste de la zaga napolitana fue aprovechado por Roberto para firmar las tablas. Corría el minuto 56 y pocos podían imaginar lo que se le venía encima al conjunto español. En la jugada previa al tanto, Quique Sánchez Flores agredía a un contrario, siendo expulsado. Hiddink tardó un poco en reaccionar con los cambios, y el Nápoles, o mejor dicho Fonseca, se lo hicieron pagar caro. El dorsal 11 del equipo italiano anotó la friolera de cuatro goles en apenas media hora, dejando su indiscutible firma en un 1-5 que dejaba la eliminatoria sentenciada.

Dos semanas después, el Valencia se plantó en San Paolo con la intención de obrar una épica remontada. El once inicial, con jugadores habituales como Penev o Leonardo, así lo ratificaba. Pero cualquier ilusión acabó por desvanecerse en el minuto 7 cuando el Nápoles marcó el 1-0 que acabaría siendo definitivo. ¿Adivinan quién fue el autor del gol? Sí, efectivamente, Daniel Fonseca.

El global de la eliminatoria reflejó un 6-1 en el que todos los goles napolitanos fueron obra del delantero charrúa. A partir de ahí se esperaba que Fonseca se convirtiera en un delantero de referencia en la Serie A, la liga más destacada entonces. Su promedio en el Nápoles, con 31 goles en 58 partidos, le valieron para pasar sucesivamente por dos grandes como la Roma y la Juventus, aunque casi siempre con un papel secundario. Después volvió a Sudamérica para jugar en River Plate y en su club de origen, el Nacional de Montevideo. Esa parecía ser su última parada como jugador profesional, pero nuevamente el fútbol italiano se cruzó en su camino. Fue en la campaña 2002-2003, cuando el Como, un modesto equipo que competía en la Serie A, en lo que fue un breve sueño en la élite del fútbol transalpino. Sólo jugó en dos partidos y Fonseca no pudo colgar las botas demostrando eso que le llevó a levantar la Copa América con Uruguay en 1995 y, sobre todo, lo que le encumbró en la eliminatoria contra el Valencia: marcar goles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s