Un pez llamado Wanda

Ya es oficial: en el accionariado del Atlético de Madrid ha entrado capital extranjero, más concretamente de procedencia china. Una inyección de liquidez que puede traer consigo numerosos beneficios, pero también acuerdos en la sombra que pueden “perjudicar” al conjunto madrileño.

Ya no nos coge por sorpresa que un inversor extranjero quiera jugar a ser dueño de un equipo de fútbol español, desde el showman Piterman ya hemos visto a cada personaje pasar por el fútbol español sin pena ni gloria. También hemos asistido a episodios lamentables, tales como la supuesta compra del Racing de Santander por un “magnate” indio, que se fue a la fuga posteriormente y del intento de estafa por parte de unos supuestos jeques árabes para comprar el Getafe C.F.

Sin embargo, también existen casos contrarios, tales como la compra del Málaga por un jeque, Al-Thani. Aunque en este caso el jeque ha tardado más de cuatro años en recuperar su inversión. Lo que supuso todo wang jianlinun cambio radical en la entidad de Martiricos. Su aterrizaje, su inversión y, posteriormente, su vacío dejó al club en una situación muy comprometida económicamente. Una batalla que han librado los dirigentes en Málaga para cuadrar cuentas y que ya, por fin, casi pueden dar por acabada tras los últimos movimientos del verano pasado. Salvo un pequeño desfase que se solventará más pronto que tarde, el conjunto blanquiazul ya ha cuadrado números con el dirigente catarí, lo que abre un nuevo horizonte para el club en cursos venideros.

El esfuerzo malaguista ha sido titánico en las últimas temporadas. Apretado por la soga económica, la directiva se ha visto obligada a vender a casi todos sus activos. No sólo para cuadrar las cuentas en compras y ventas, sino para sobrevivir en el día a día. Desde Eliseu, el primer fichaje de la era Al-Thani, hasta Amrabat, la última incorporación, el Málaga ha desembolsado 91,32 millones de euros para engordar su plantilla con 31 jugadores.

Un caso reciente es la compra del 70% del accionariado del Valencia por el magnate de Singapur, Peter Lim. En estos primeros meses de andadura el club ché ha logrado renovarse e intenta competir de igual a igual con los grandes conjuntos españoles. El tiempo lo dirá, pero si Peter Lim sigue con su apuesta, el Valencia será un rival a tener en cuenta.

Y es que el dinero lo es todo en el fútbol. Dicen que el dinero no da la felicidad…pero ayuda. En el fútbol tengo por seguro que sí ayuda, y mucho. Por ello, la llegada de Wang Jialin al Atlético de Madrid es un importante alivio para las arcas de los colchoneros, un estímulo para el cuerpo técnico, ya que podrían llegar nuevos jugadores, de nivel Top (como diría mi amigo Mourinho). Sin embargo, dichos jugadores solo vendrían si el Atlético sigue estando en los puestos de arriba, más concretamente entre los tres primeros en Liga y llegando lejos en la Champions League.

Así con todo, esto es la pescadilla que se muerde la cola y espero que este pez llamado Wanda sepa ayudar al Atlético de Madrid, que respete a la institución y a sus socios y simpatizantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s