LE TISSIER: EL FUTBOLISTA FIEL

Pocos futbolistas pueden ser considerados  mitos o leyendas sin haber logrado títulos o ni tan siquiera haber sido internacionales habituales con su selección. Sin embargo existe una excepción, un “One Club Man” (Hombre de un solo club) que logró coronarse leyenda.

Su reino: “The Dell”. Su casa: Southampton. Su nombre: Matt LeTessier.

Los “Saints” jamás olvidaran el recuerdo dejado por ese joven que llegó a su equipo en la década de los 80. Nacido en Guernsey  (una pequeña isla en el Canal de la Mancha entre Inglaterra y Francia), Le Tessier juraría amor eterno al Southampton durante 15 temporadas (1986-2001); 15 imborrables temporadas obrando arte con sus pies.

Le Tissier era un talento tan inmenso como incomprendido. Un genio disfrazado de futbolista  que aparecía siempre que su equipo lo necesitaba. De apariencia física no apta para la práctica a máximo nivel, con una dieta a base de hamburguesas, chocolate y cervezas,  Le Tissier destacaba siempre dentro del campo con primorosas acciones que levantaban al más escéptico aficionado que dudara de sus cualidades físicas.

Desprendía ese aroma de genio y fantasía hasta el punto que la propia prensa británica pronto le apodaría como “Le God” (El Dios). Sin embargo y como curiosidad al propia Le Tissier se identificaba más con otro apodo: “Le Fat” (El Gordo).

Su futbol fue inaudito al comienzo de la refundada Premier League, donde Le Tissier se convirtió en el ídolo del pueblo con jugadas más propias de comic: Vaselinas fastuosas; sombreros ejecutados con perfecta maestría; regates imposibles; controles novelescos; opulento golpeo de media y larga distancia con ambas piernas…todo aquello que a Le Tissier se le pasaba por la cabeza, lo ejecutaba con perfecta normalidad. Un sinfín de recursos para un jugador con talento infinito.

Y es que Le Tissier jugaba para divertirse, daba igual que el campo tuviera el mejor césped o estuviera embarrado, Le Tissier amaba al futbol y,  sobre todo amaba al su club, el Southampton. El amor por esos colores hizo que jamás abandonara a los “Saints”. Le sobraron propuestas a lo largo de su carrera: Manchester United, Liverpool, Arsenal, Chelsea pujaron por sus servicios pero su fidelidad iba más allá del dinero o la fama.

A lo largo de su carrera mucho le achacaron su falta de ambición, pero como el propio LeTissier  dijo:

“Es muy bonito jugar en un club grande, pero más bonito aun es jugar contra ellos”

Dedicó su carrera, a luchar por mantener al Southampton. Ni tan siquiera en la selección nacional tuvo la continuidad o asiduidad que su futbol merecía.

A pesar de ello, en la Premier League todos saben y conocen la eterna leyenda de este magnífico y genial artista. Posiblemente el mejor futbolista con talento puro que Inglaterra disfrutó en los últimos 25 años.

Con el “7” a la espalda, y el escudo del Southampton en el pecho: Matt Le Tissier.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s