Simeone no sabe perder.

SimeoneEn la reciente eliminatoria de cuartos de final de la Copa, el Barça eliminó al Atlético de Madrid al vencer en los dos partidos (1-0 en la ida en el Camp Nou, 2-3 en la vuelta en el Calderón). El encuentro del Manzanares estuvo marcado por la actuación arbitral. Anuló un gol legal al Barça en el minuto 17 por fuera de juego (que no era) de Neymar. Pitó un penalti a favor del Atlético que no fue (y que dio lugar al 2-1), escamoteó otro que sí fue con 2-2 (y en el contraataque posterior el Barça marcó el 2-3), en el descanso expulsó a Gabi, y en la segunda parte expulsó a Mario Suárez, dejando al Atlético con 9. Por último, no tuvo valentía para sacar la tarjeta roja a Arda, que tiró su bota a un asistente. Simeone afirmó en la rueda de prensa posterior al partido que dio orden a su equipo de no buscar el gol, ya que consideraba que el partido se había terminado en el descanso con la expulsión de Gabi.

En el último encuentro antes del parón navideño, el Atlético jugo en San Mamés. Al descanso se llegó con 1-0 a favor del Athletic. En el primer minuto del segundo tiempo empató el Atlético. Cinco minutos después, el árbitro pitó un penalti inexistente por piscinazo de Thiago. Fue el 1-2. También concedió otro gol al Atlético en claro fuera de juego que suponía el 1-4. Es decir, el árbitro incidió claramente en el resultado del partido, perjudicando al Athletic. Simeone, aquella noche, no dijo nada.

Es innegable que el argentino ha conseguido grandísimos resultados al mando del club colchonero. Ganar un Liga rompiendo el duopolio Madrid-Barça tiene un mérito enorme. No sé cuánto tiempo pasará hasta que ocurra algo parecido, pero es previsible que en unas cuantas temporadas el título irá al Bernabeu o al Camp Nou. Pero en la derrota, el Cholo tiene tendencia a perder las formas. En la final de la Champions fue expulsado por saltar al campo e ir a por Varane cuando estaba celebrando el cuarto gol del Madrid. Sufrió una dura sanción por ello.

Es fácil ser “guay” en la victoria, pero la verdadera pasta de las personas se ve en la derrota. Y a Simeone, una vez más, se le ha visto el plumero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s