El ciclismo fue deporte rey

Quizá ya lo hemos olvidado, pero en España a finales de los 80 y principios de los 90, el ciclismo en ruta hacía sombra al fútbol y al baloncesto como deportes preferidos por los españoles. Una época en la que el deporte español no cosechaba tantos éxitos como en la actualidad y donde nuestras máximas alegrías nos las daba el ciclismo, uno de los deportes más exigentes que existen.

Todo comenzó en los años 80, años de profundo cambio en la sociedad española. En plena transición hacia la democracia, el país comenzaba a desarrollarse en multitud de áreas. La horrible Dictadura y del abismal atraso que España tenía con respecto a Europa, también se traducía en el mundo del deporte, con la excepción del fútbol que era para las autoridades el modo de tener a la población medianamente contenta mientras sumía al país en una profunda oscuridad. En el resto de deportes estábamos totalmente atrasados, salvo aisladas apariciones individuales de algunos deportistas, también ciclistas como Federico Martin Bahamontes o Luis Ocaña.

El ciclismo español siempre ha sido de los mejores del mundo. No diría que lo inventamos nosotros, de hecho como muchas de las cosas que rodean al deporte, nació en Francia, pero la realidad es que siempre ha sido un deporte muy practicado en nuestro país y han sido muchos los ciclistas españoles que han triunfado a nivel internacional y aún en la actualidad lo hacen.

Inicios del ciclismo como deporte

El primer intento por organizar a los que practicaban lo que por aquel momento era una afición y no una profesión fue a través de pequeñas organizaciones de aficionados que crearon pequeños clubes. Un ejemplo de ellos en nuestro país fueron la Sociedad Velocipedista Madrileña y el Club Velocipédico de Cádiz. En 1885 se crea la Unión Velocipédica española, y en 1900 se creó la UCI (Unión Ciclista Internacional), que llega hasta nuestros días, y en la que en un primer momento no estaba incluida España.

El ciclismo nace a finales del siglo XIX

Primeras competiciones ciclistas

La primera gran competición internacional fue la Lieja-Bastogne-Lieja, una competición que se disputa en Bélgica y que aún es de las clásicas más importantes del calendario ciclista.

En España, antes de que se creara la Vuelta Ciclista a España, durante la Segunda República, se creó la Eibar – Madrid – Eibar, de 4 etapas, llamada Gran premio de la República, antesala de lo que hoy es una de las tres grandes vueltas.

No obstante el País Vasco es precisamente una de las regiones españolas donde más se practica este deporte y de donde más figuras del ciclismo han salido. Navarra que culturalmente tiene mucho en común con el País Vasco, también comparte el amor por el ciclismo, de hecho el mayor ciclista español de siempre y uno de los mejores del mundo es navarro, Miguel Indurain.

Tres son las competiciones más importantes en el calendario ciclista mundial, por este orden, Tour de Francia, Giro de Italia y Vuelta a España. Una muestra más de que nuestro país es puntero en este deporte. Se las conoce como las tres grandes, pero en el calendario de la UCI hay multitud de pruebas, muchas de ellas disputadas en nuestro país. Por ejemplo, la Volta a Cataluña, la Vuelta al País Vasco, la clásica de San Sebastian, la Vuelta a Burgos, etc.

La Vuelta Ciclista a España nace en 1935, tras el éxito de la organización y participación del Gran premio de la República. La afición al ciclismo se consolidó y de esta manera el Director del diario Informaciones, Juan Pujol, y Clemente López Doriga, periodista de este medio, organizan la primera edición de la Vuelta. La competición va creciendo con el tiempo y ha llegado hasta nuestros días, consiguiendo ser reconocida como una de las tres grandes pruebas del calendario ciclista internacional.

El Tour de Francia: Prueba ciclista por excelencia

Sin embargo la prueba por excelencia a nivel mundial en lo relativo al ciclismo en ruta es el Tour de Francia. El ciclismo nació allí y allí se celebra la competición con mayor prestigio. Las grandes figuras del ciclismo en la historia lo son porque han ganado el Tour. De hecho, si no has ganado el Tour no puedes ser reconocido como uno de los grandes de la historia de este deporte.

Federico Martin Bahamontes venció el Tour de 1959, primer español que triunfaba en la ronda gala.

Federico Martin Bahamontes, primer ciclista español que ganaba el Tour de Francia.

 

La primera victoria española en el Tour la consiguió Federico Martin Bahamontes en el año 1959. Ya por aquel entonces practicaba ciclismo uno de los grandes de todos los tiempos, el francés Jaques Anquetil, ganador de 5 Tours. Bahamontes fue 2º en 1963, donde el podio lo completó otro español José Pérez Francés, y en 1964 Bahamontes volvió al podio de los campos Elíseos siendo 3º.

Julio Jimenez fue 2º en 1967, detrás de otro francés, Roger Pingeon. Y es que el país galo gozaba de un ciclismo potente, algo de lo que en las últimas décadas ha carecido.

La segunda victoria española la conseguía Luis Ocaña en 1973, siendo tercero otro español Jose Manuel Fuente. Vicente Lopez Carril quedó tercero en 1974, puesto que tiene mucho mérito pues le tocó competir con otro de los grandes, Eddy Merckx, para algunos el mejor ciclista de todos los tiempos.

El ciclismo español sufrió un importante bache que duró hasta la década de los 80. Coincidió esta recuperación con una época ilusionante para los españoles. La llegada de la democracia y con ella la consecución de la libertad hicieron florecer al país en varios ámbitos, también el deportivo. El entusiasmo que se vivió en este país que por fin vivía en libertad se tradujo en el logro de avances en muchas materias.

El deporte español empezaría a despegar también y con él el ciclismo. Angel Arroyo quedó segundo en el Tour de Francia de 1983, Tras quedar también segundo en el año 1987, Pedro Delgado ganaba la ronda gala en 1988. El ciclismo comenzó a popularizarse aún más entre los españoles que se agolpaban frente al televisor para ver las proezas de sus héroes sobre ruedas en las tres grandes vueltas.

Pedro Delgado se convirtió en un gran ídolo mediático, al igual que otros grandes deportistas españoles de finales de aquella década prodigiosa. Arantxa Sanchez Vicario, Fernando Martin, Severiano Ballesteros, se convirtieron en verdaderos referentes para sus compatriotas que celebraban sus triunfos como propios y que elevaban aún más la moral de un país que trataba de despegar.

Pues bien, el ciclismo, se convirtió poco a poco en un deporte muy practicado y muy seguido por los aficionados al deporte. La victoria de “Perico” inspiró a miles de jóvenes deseosos por repetir la gesta del segoviano.

Empezó una auténtica fiebre por el deporte de los pedales. Lo que estaba por venir es una de las páginas más grandes de la historia del deporte español. La carrera de Pedro Delgado empezaba a languidecer y coincidiendo con ello surgió una de las mayores estrellas que ha tenido el deporte español en toda su historia, Miguel Indurain.

Miguel Indurain: El mejor ciclista español de siempre

Miguel Indurain venció en el Tour de 1993, años dorados del ciclismo español.

Miguel Indurain durante el Tour de 1993 que venció.

Lo de Miguel Indurain es el ejemplo de cómo puede conseguirse cualquier meta a través de la constancia y el trabajo. Indurain no era el típico ciclista que había triunfado anteriormente en este deporte. No basaba sus triunfos en escapadas espectaculares en la montaña. No era un ciclista de grandes demarrajes que dejasen a sus rivales inmóviles y sin capacidad de reacción. Su éxito se debía al esfuerzo, a la lucha continua. Dejaba marchar a sus contrincantes y él seguía a su ritmo, eso si, manteniendo la constancia hasta alcanzarles y superarles. Eso unido a su gran calidad en contrarreloj, amasaban triunfo tras triunfo.

Esa época dorada del ciclismo español se produjo a principios de los 90 del pasado siglo. Los espectadores nos agolpábamos frente al televisor para ver cada etapa de las grandes vueltas, dispuestos a disfrutar con las épicas carreras y con los gloriosos triunfos de nuestro deporte. El ciclismo se convirtió en el deporte rey junto con el fútbol en este país.

Indurain ganó 5 Tours de Francia seguidos, siendo el primer ciclista que lo conseguía consecutivamente, antes habían ganado 5 rondas galas Anquetil, Hinault y Merkx, pero ninguno de manera seguida. Luego lo lograría el norteamericano Lance Armstrong pero en 2012, la Unión Ciclista Internacional le retira los 7 Tours que obtuvo por dopaje y le inhabilita de por vida. 

El palmarés de Miguel Indurain es espectacular. 5 Tours de Francia, de 1991 a 1995, 2 Giros de Italia, también consecutivos, 1992 y 1993, fue campeón del Mundo de contrarreloj en 1995 y campeón Olímpico de esa misma disciplina en los Juegos de Atlanta de 1996, poniendo la guinda a su carrera deportiva.

No hay gloria que 100 años dure, por eso Indurain acabó siendo vencido. El ciclismo es un deporte muy exigente y mantenerse en lo más alto de este deporte tantos años es complicado. Siempre llegan nuevas generaciones de ciclistas jóvenes, con todas las fuerzas y el ímpetu que da la edad y las ganas de comerse el mundo. El Tour de 1996 fue el primero que veíamos a Indurain siendo derrotado. Aún recuerdo contemplar impotente el final de una época irrepetible para nuestro ciclismo y para nuestro deporte.

Pero su hito ha quedado ahí, marcado con letras doradas en la historia de nuestro ciclismo y del deporte español. Consiguió que el ciclismo casi generara más expectación que el fútbol. Él y muchos otros ciclistas tanto españoles como extranjeros hicieron de este deporte un verdadero espectáculo.

Con Indurain compitieron ciclistas de la talla de Tomy Rominger, o Claudio Chiapucci. También coincidió con los primeros años del gran Marco Pantani, que luego vencería en 1998. Otros ciclistas con los que compartió carretera fueron Alex Zulle, Bjarne Riis, Giani Bugno, Laurent Jalabert, etc. Entre los españoles destacaron Fernando Escartin, Abraham Olano, Melchor Mauri, Marino Lejarreta, entre otros.

El ciclismo tras Indurain aún mantuvo la atención y la expectación entre los españoles. El vasco Abraham Olano recogía el testigo del navarro y prometía una carrera plagada de éxitos. Sobre todo después de convertirse en campeón del Mundo de ciclismo en ruta en 1995.

El ciclismo bajo la sombra de la sospecha

Pero el problema del ciclismo fue otro, y fue un problema a nivel mundial. El deporte de las dos ruedas empezó a acumular escándalo tras escándalo referidos al asunto del dopaje. Nunca un deporte fue tan escrutado, tan perseguido, dicen algunos. Controles sorpresa en medio de competiciones tan exigentes hacían temer por la limpieza de este deporte.

Lance Armstrong dando una rueda de prensa tras ser inhabilitado por la Unión ciclista internacional.

Lance Armstrong fue despojado de sus 7 Tours por dopaje

La imagen del ciclismo se ensució con multitud de casos de doping, y entre ellos de ciclistas punteros. Lance Armstrong, Bjarne Riis, Floyd Landis, etc. Estas situaciones ponían en duda el mérito de los épicos triunfos de estos deportistas. Ya no se les daba tanto valor como en su momento. La sombra de la sospecha, posiblemente injusta, planeaba sobre todos los ciclistas. La credibilidad de la limpieza de estos deportistas se ponía en entredicho.

El ciclismo no ha recuperado ese entusiasmo que generaba, pese a contar recientemente con figuras de la talla de Alberto Contador, que también se vio salpicado por un caso de supuesto dopaje. El madrileño ganó 2 Tours en 2007 y 2009. Otros 2 españoles figuran en el palmarés de vencedores del Tour Oscar Pereiro y Carlos Sastre. En el caso de Pereiro el triunfo lo consiguió en los despachos tras la descalificación del vencedor Floyd Landis por dopaje.

Esa perdida de credibilidad del ciclismo es un lastre difícil de quitarse en un corto plazo. Todavía son muy recientes casos de dopaje muy sonados. Los medios de comunicación también han abandonado este deporte, con ellos las marcas que patrocinaban a los equipos ciclistas y las competiciones han perdido espectacularidad, en mi opinión. Así que será difícil, al menos en un corto tiempo, que este deporte vuelva a ser lo que un día fue en nuestro país, cuando el ciclismo fue el deporte rey.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s